La reina de Sabá

“Entonces dijo al rey: Era verdad lo que había oído en mi tierra acerca de tus palabras y de tu sabiduría. Pero yo no creía lo que me decían, hasta que he venido y mis ojos lo han visto. Y he aquí, no se me había contado ni la mitad de la grandeza de tu sabiduría. Tú superas todo lo que había oído. Bienaventurados tus hombres, bienaventurados estos tus siervos que están delante de ti continuamente y oyen tu sabiduría. Bendito sea el Señor tu Dios que se agradó en ti, poniéndote sobre su trono como rey para el Señor tu Dios; porque tu Dios amó a Israel afirmándolo para siempre, por lo cual te ha puesto por rey sobre ellos para hacer derecho y justicia..”. 2 Crónicas 9:5-8

Podemos estar seguros de que la reedificación de ciudades, así como la construcción del Templo realizadas por Salomón fueron noticias que llegaron a todos los confines del mundo antiguo. El hijo de David de esta manera llegó a cumplir la promesa de Dios dada a David su padre, pero todo Israel sabía que aquella promesa miraba al Mesías, un trono que permanecerá para siempre”.

Leyendo el capítulo 9 de 2 Crónicas, podemos notar varios paralelos que hay entre Salomón y Jesús:

– La reina de Sabá, se sorprendió de su “sabiduría” respondió todo lo que tenía en su corazón, …, si miramos a la mujer samaritana decir “Venid, ved a un hombre que me ha dicho todo lo que yo he hecho”.

– La reina de Sabá, se sorprendió de “las vestiduras” de sus ministros, siervos, y coperos, … , nosotros sabemos que el Señor no solo nos quitó el pecado, sino que nos ha dado “vestimentas de gala”.

– La conclusión que llega la Reina de Saba, son las mismas que podemos decir con toda seguridad de nuestro Señor: (2 Crónicas 9:6-8)

  • Era verdad lo que había oído en mi tierra (de ti)
  • Pero yo no creía lo que me decían
  • No se me había contado ni la mitad de (tu) grandeza
  • Bienaventurados estos tus siervos
  • Bendito sea el Señor tu Dios que se agradó en ti
  • Porque tu Dios amó a Israel afirmándolo para siempre.

“La Reina del Sabá se levantará con esta generación en el juicio y la condenará, porque ella vino desde los confines de la tierra para oír la sabiduría de Salomón; y miren, algo más grande que Salomón está aquí.” –  Mateo 12:42

De las palabras de Jesús se desprende que la Reina de Sabá conoció al Dios de Salomón, finalmente ella dio al rey todo lo que traía (v.9), lo cual no se compara con la salvación que recibió, aun así, Salomón, retribuyó de la manera que solo Dios lo hace: “dio a la Reina más de lo que había traído al rey”.

El llamado de Dios sigue vigente “volved…, el doble te restituiré”:

“Volved a la fortaleza, oh cautivos de la esperanza; hoy mismo anuncio que el doble te restituiré.” - Zacarías 9:12

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s