“Camino de salvación y sus efectos” Proverbios 11

Proverbios es un libro que esta presente en el corazón de San Pedro quien lo menciona en 1 Pedro 4:18 (Proverbios 11:31) y seis versículos después repite con Prov. 11:2 o Prov. 3:34 «Dios resiste a los soberbios, pero se muestra favorable a los humildes.». El capítulo 11 de proverbios al que alude San Pedro, se puede interpretar como el camino de salvación, para esto el Señor pone delante de nosotros Su estándar, versículo 1 “El Señor aborrece las balanzas adulteradas, pero aprueba las pesas exactas” hay solo dos opciones, si soy honesto debo reconocer que el Señor me aborrece, no soy una persona integra, no me puedo comparar a una pesa exacta.

Luego en versos 2 al 8 el Señor nos llama a responder con honestidad, abrazar integridadde la vida de Cristo y su justicia, que nos libra de la muerte y nos corrige en el camino y nos pone a salvo con su sangre.

Luego en versos 9 al 18 Los efectos de la verdadera conversión son apreciar al prójimo, escucharlo, ser discreto respecto de lo confiado, bendición para la comunidad, (10,11, 14), el verdadero creyente es misericordioso, es bondadoso con lo cual se gana el respeto, lo cual es un beneficio para sí mismo.

Luego en versos 22 al 26 el cristiano se torna humilde, misericordioso y generoso.

Luego en versos 27 al 31 ”El que madruga para el bien, halla buena voluntad; el que anda tras el mal, por el mal será alcanzado. El que confía en sus riquezas se marchita, pero el justo se renueva como el follaje. El que perturba su casa no hereda más que el viento, y el necio termina sirviendo al sabio. El fruto de la justicia es árbol de vida, pero el que arrebata vidas es violento. Si los justos reciben su pago aquí en la tierra, ¡cuánto más los impíos y los pecadores!

El creyente verdadero busca la voluntad de Dios, tiene vida devocional (madruga para el bien) pone su confianza en Dios (el creyente se renueva día a día en Dios), busca continuamente la justicia y su conducta y acciones muestran que su ciudadanía está en los cielos, logrando el fin del creyente la santificación, simbolizada aquí por los frutos de justicia transformando su existencia hasta llegar a ser un árbol de vida.

Elijamos lo correcto: la honestidad delante de Dios, y encontraremos ser vestidos de la justicia de Cristo para caminar en integridad por medio de su Espíritu Santo y llevar frutos de justicia, misericordia y bondad, como hijos del reino de Dios.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s